Resulta difícil precisar con exactitud los orígenes y el nacimiento como población de Fresno de la Vega.

Posiblemente en la zona existió ya presencia poblacional pre-romana atraída por la fértil y dadivosa vega magnánima en sus cosechas. La presencia romana se evidencia por la aparición de ciertos vestigios en estos territorios en lo que pudo ser asentamiento de algunas villas, así han aparecido algunas tégulas, monedas y otros materiales. El rico terreno de la vega de Fresno no podría pasar desapercibido evidentemente y en menor medida para los romanos.

De origen romano aparenta ser la ménsula que en la actualidad se conserva en la entrada de la iglesia de San Miguel, también debiera entrarse en consideración y estudio sobre el origen romano de la comunicación que unía Villamañán (Villa Magna) con Fresno de la Vega (Fraxino).

Fue este, el municipio de Fresno de la Vega, con variaciones territoriales sobre su actual demarcación, un territorio afortunado a partir de los albores del primer milenio, al contar con un incremento de su población promovidos desde los dos ámbitos económicos más pujantes y relevantes de la época, el real y el eclesiástico, e insistimos siempre incitados en los beneficios producidos por sus fértiles vegas.

Se caracterizan las últimas décadas por producirse un florecimiento historiológico que, que bajo la dirección del archivero don José María Fernández Catón se ha abordado exitosamente la trascripción documental de múltiples archivos de esta provincia. Con esta tarea se han mostrado multitud de noticias que ponen de manifiesto cuestiones que con anterioridad eran imposibles. Los los documentos de interés que tienen, de alguna forma, relación con la localidad de Fresno de la Vega, se limitan a algunos de los producidos entre los siglos X al XII y al archivo de la Catedral de León.

Una de las primeras alusiones o menciones documentales de las que se tiene noticia en la que aparece citada la voz “Fresno de la Vega”, (Fraxino), se producen en el último cuarto del siglo X, exactamente se fecha el día 25 de junio del año 9861. Se trata de un testamento en el cual se estipula que Gaudiosa y su sobrino García, de sobrenombre Citi, donan, en remedio de sus almas, al abad Hylalius y al monasterio de San Cipriano de Valdesaz una villa y monasterio en Fraxino (Fresno de la Vega), junto al río Esla. Reservándose mientras vivan la mitad de las heredades donadas, comprometiéndose a servir con ella al monasterio.

La segunda de las menciones documentales se produce pocos años más tarde, el 4 de febrero del año 9891 y se trata de otro testamento que está redactado en un pergamino cuyo texto aparece escrito en letra visigótica cursiva y se usan el cuerpo de letra grande y la pequeña a fin de dar solemnidad al documento en el Abolfeta Montakémiz y su hermana, Sarra, donan en remedio de sus almas y de las de sus padres al monasterio de San Salvador, San Bartolomé y San Andrés de Parameno, a los abades Cixila y Hermenegildo y a los presbíteros Jerónimo y Eulalio, la villa denominada de Abototi, en territorio de Mansilla, en el Porma, y otra villa en Fresno (de la Vega), ésta según la había poseído Fortunio Santionis.

La tercera de las menciones documentales en la que se cita a la villa de Fresno de la Vega es un documento interesante. El original fue encontrado por Agapito Fernández Alonso, archivero de la Catedral, entre un legajo que contenía diezmos de varios lugares además del de Fresno que en el dorso se titulaba “Karta de villa de Frexino”, el pergamino está escrito en letra cursiva visigótica y bien conservado. El documento esta fechado el 16 de junio del año 10161 y en el se arguye una donación real por la cual el rey don Alfonso V concede a su fiel Pedro Fernández la villa de Fraxino (Fresno de la Vega), confiscada a Fromárigo Sendíniz.

Este Fromárigo, «homo profanum et malignum», mató a dos hombres e hizo otros crímenes, por lo que huyó a la Castilla de Sancho García, quien en el consejo real solicitó para el tránsfuga el perdón del rey. Alfonso V accedió a ello y le encargó el realengo de León y de las mandaciones de Luna y Babia. Fromárigo cometió allí muchos crímenes, depredó tierras y villas, violó a doncellas, a una de las cuales mató, así como a un barón del rey, Habze de Campo. Como no tenía heredad suficiente para pagar la composición de tanto crimen, el consejo real rogó al monarca que aceptara las villas que el rey le había donado por el servicio de mayordomazgo, una de las cuales era la de Fraxino. concede a su fiel Pedro Fernández la villa de Fraxino (Fresno de la Vega), confiscada a Fromárigo Sendíniz.

En otro documento de este mismo archivo, fechado el 18 de marzo del año 1021, otro testamento da noticia de la existencia de la localidad del actual despoblado de Villabonillos o Villaboniellos, que según el Becerro de Presentaciones se encontraba entre las actuales localidades de Fresno de la Vega y Pajares. En él, el presbítero Mauronta dona, para después de su muerte y en remedio de su alma, al monasterio de San Cipriano de Valdesaz y a su abad, Adulfo, todos los bienes que había ido comprando en Villabonillos. El 11 de abril del año 1044 se data otro documento, en pergamino y con texto en letra visigótica cursiva, por el cual se trasladan determinadas propiedades por impago de fianza. Vellite Eilániz entrega a la condesa doña Sancha, «Christi ancilla», toda su heredad en Ardón, sita junto a la iglesia de San Cipriano, y otras propiedades en Fresno (de la Vega), en pago de una fianza a la que se había obligado, por valor de treinta sueldos, a favor de una hermana suya, la cual huyó luego con un hombre casado.

Posiblemente y como datación más certera, sin entrar a considerar las distintas opiniones de expertos medievalistas, se produce en el año 1110 un documento relevante ya que además de citar la localidad de San Miguel de Cortiziela, hoy despoblado, que se hallaba al norte de Fresno de la Vega, según el Becerro de Presentaciones, por el tipo de documento se puede determinar que esta localidad pertenecía en aquellas fechas a señorío eclesiástico en él, Pelayo, abad del monasterio de San Cipriano de Valdesaz de los Oteros, y Pedro, obispo de León, con los arcedianos y canónigos de su cabildo, otorgan fueros2 y exención de nuncio y mañería a los moradores de San Cipriano de Valdesaz de los Oteros, Morilla, Valdearcos, Corticela, Cabañas, Secos, Santa Colomba, Castrillino, Fáfilas y Villasinda, estableciéndose los derechos de éstos en los casos de venta de sus propiedades, de ausencia del lugar y retorno al mismo, y de las cesiones en favor de sus almas.

El 15 de octubre del año 11283 se fecha un documento de permuta  entre el rey Alfonso VII y don Diego, obispo de León, la villa de Couelas (Cubillas de los Oteros), cuyas villas limítrofes se citan, entre ellas Villabonillos, hoy despoblado entre las localidades de Fresno de la Vega y Pajares, y la permuta se realiza por una heredad que posee el obispo en San Román de la Cuba, y que pertenece al monasterio de San Vicente. De los topónimos que se citan en este documento son zonas geográficas: in territorio Coianca, Uallem de Salice (Valdesaz) y Colles de Rege (Oteros de Rey), que se citan en la descripción topográfica del lugar de Cubillas de los Oteros. Mientras que de los lugares han desaparecido las localidades de Villabonillos y Monesteruelo, y existen todavía Gigosos, Coyanza (Valencia de Don Juan) y Fresno de la Vega.

Otro documento levantado en la localidad de Castrotierra de Valmadrigal y fechado el 19 de octubre del año 1165 a cuyo texto se atribuye expresión de importancia para la iglesia de León y que fuera ampliamente copiado, trasladado y confirmado con la finalidad, no de falsificación, sino de especificar en el propio documento las iglesias donadas por el rey.
Es este un documento de donación. En siglos posteriores y desde el siglo XV, estuvo bajo  jurisdicción del preponderante condado de Valencia de Don Juan, no olvidemos que estos fueron señores del próximo Pajares de los Oteros.
Es en el mismo Pajares de los Oteros donde tienen casa principal, en el siglo XVIII, los marqueses de Castrojanillo, además de otras en León, Valencia de Don Juan o Valderas, dándose la circunstancia que la abuela paterna del primer marqués de Castrojanillo, María Nicolás de Cabañas era hija de Isidro Nicolás Caballero, vecino de Fresno de la Vega, con lo cual no es descabalado pensar que algún territorio de esta fértil vega estuviera en sus manos o formando parte de sus mayorazgos.

Múltiples son los archivos en los que se encuentran documentos relacionados con la localidad de Fresno de la Vega al igual que de su término municipal o de su desarrollo a lo largo del tiempo, documentos que se encuentran a la espera de poder abordar una completa recopilación que pueda mostrar los aspectos más formales de la evolución histórica de esta localidad, de sus territorios y de sus gentes.

????????????????????????????????????????????????

 

1. RUIZ ASENCIO, Archivo catedral de León, t. III, doc. 514.

 

2. KARTA DE NUCIO ET MANERIA DE UILLAS DE SANCTI CIPRIANI.

 

3. FERNÁNDEZ CATÓN, Archivo catedral de León, t. V, doc. 1386.

 

 

 

Datos de contacto

Plaza Mayor, nº 1
Fresno de la Vega
24223 - León
Teléfono: 987 770 014
Fax:987 770 103

Email:
Website: www.fresnodelavega.org

Eventos